Historias de Avistadores de Aves

domingo, 30 de mayo de 2010

Sapos en la Oscuridad y Ranas Verdes

Avistar por la noche tiene muchas sorpresas. Muchas especies prefieren la noche para desarrollar su vida. Uno de ellos es el Sapo Partero.

Los gritos agónicos de fondo son gatos en plena querella de conquista.

Las Ranas Verdes prefieren desarrollar su actividad en pleno día,
como se puede ver en el Soto verdísimo a estas alturas de finales de Mayo de 2010.



Rio Rojo

El campo repleto de amapolas, visto en perspectiva, aparece como un Rio Rojo incrustado en una tierra verde.  Finales de Mayo de 2010.
 Se puede Avistar fauna, por la via de escuchar los cantos de las aves que viven en ese entorno: la campiña de la orla del rio Matarraña. 

Reconocer los cantos de las aves, es como si las estuvieras viendo. De hecho, se puede asimilar un canto a la figura del animal que la produce.  De ese modo, puedes disfrutar de la belleza integral de la naturaleza, "viendo" simultáneamente su fauna y su flora. "Viendo" las aves que cantan ubicadas en los diferentes micro hábitats.

Si contratas a un Guía Avistador para una excursion de Avistamiento de Fauna, te será mucho más fácil poder contemplar toda la belleza que te ofrece la naturaleza, en cualquier día del año, en cualquier hábitat que desees.   

Un metro cuadrado de vida

Finales de Mayo de 2010: 
ver un campo de trigo repleto de amapolas y escuchar la fauna de su entorno
 
en en la campiña del rio Matarraña. 

miércoles, 5 de mayo de 2010

Cabras, Gravedad Cero: Parte 2ª

Resumen de la 1º Parte:

La líder del grupo de hembras y crías responde, a lo que ella cree que es un depredador, poniendo roca por medio, descendiendo hasta el centro de un acantilado: "El depredador no parece peligroso pero ella, la lideresa del grupo, no se va a dejar engañar, no se va a confiar".

Su responsabilidad es muy grande: todas esas hembras y crías-bebé dependen de ella. De sus movimientos, de su actitud, de su valentía. Ahora, están temporalmente a salvo, suspendidas en el paredón. 
 
"Ninguno de esos depredadores humanos ha tenido nunca la valentía de seguirnos hasta aquí". "Pero el resto del acantilado está muy empinado, puede ser peligroso. Las que estén sanas no tendrán problema en seguirme precipicio abajo, pero qué pasará con las crías-bebé y con las que tengan alguna enfermedad, por leve que sea?". "He tenido que conducir a mis hermanas, tías, primas, sobrinas y nietas al acantilado. Las tenía que alejar de ese depredador humano. Pero ahora, el trecho de acantilado que nos queda por recorrer es muy dificil, quizás hasta para nosotras sea peligroso". "Las crías no tienen más que unos pocos días y puede que alguna no tenga  sangre fría, el coraje de descender por el cortado rocoso. Es la primera vez que se van a ver en una situación así". "No hay más remedio: ! Tienen Que Bajar ¡".  "Seguidme chicas, sin miedo!".
 
Y lo hacen, vaya si lo hacen!. Parece que la Ley de la Gravedad no exista para ellas. Cabras Gravedad Cero. Todo el grupo desciende por el acantilado sin mayores problemas. Las crías, a pesar de su corta vida, son capaces de ir por donde sus madres les manden. Y ahora, caminan por el inmenso bosque al pié del acantilado. Se han merecido su salud y su libertad...
...y ella, la lider, respira tranquila.

Cabras, Gravedad Cero: Parte 1ª

Con los fríos invernales, quedó atrás el celo de las Cabras Monteses. A continuación, los grupos de hembras de Capra pyrenaica hispanica se retiraron a las partes más inaccesibles y recónditas de los Puertos de Beceite para parir, poner a salvo, enseñar a vivir y alimentar a sus crias. La Primavera de 2010 está siendo muy generosa con ellas: los pastos de altura, están que revientan de alimento.

De Aux_Blog

Salimos a últimos de Abril a avistar Fauna en los Puertos de Beceite. Hay que ir muy pendiente cuando se va de Avistamiento de Fauna silvestre, pero si se trata de Cabras ellas normalmente te van a ver a tí, antes que tú a ellas.
 
Si, hemos avistado un grupo de hembras y sus crías recién paridas, están pastando en el límite entre el acantilado y el techo de una muela. Y una vez que te detectan, ya no se olvidan de tí. Enseguida se alertan. Les va la vida en ello. A pesar de que estamos muy lejos, la alerta ya no cesará en el grupo de Hembras y Crías.
 
Si te descubren, lo mejor que puedes hacer con ellas, como con cualquier otro animal, es no hacer movimientos bruscos, no gritar, no salir corriendo, no comentar la jugada en voz alta con tus compañeros. Así, ellas permanecen tranquilas y evitas posibles accidentes. Ellas son muy cuidadosas y... terminarán por marcharse a lugares más tranquilos.

El ser humano es para ellas un depredador del que hay que huir. Vamos a oír lo que dice la líder del grupo: "Estos seres humanos que nos están divisando ahora, no parecen peligrosos, pero hay que jopar de aquí". E inicia, tranquilamente, la retirada seguida por el grupo. La líder del grupo, las conducirá a lugar seguro, lejos de las personas. La primera medida de la lider es replegarlas a todas y sus crías, en un grupo compacto. Todas juntas, se pueden proteger las unas a las otras. La jefe de la manada irá evaluando la importancia de la amenaza y la respuesta al peligro. El grupo la seguirá. Ellas son las reinas de los acantilados. 


Se van despaciosamente. Sin movimientos bruscos ni carreras, eso significa que el Avistador está haciendo bien las cosas. La responsabilidad del Avistador es no provocar estrés en la Fauna que observa, ni una alarma  que desencadene una huida precipitada, que pueda provocar eventualmente, accidentes.  Hay que tener en cuenta que ellas están cerca de un tremendo precipicio. 
 Y, efectivamente,  la líder del grupo decide tirar por la calle de enmedio, decide bajar por el acantilado. 
 
Lo que a cualquiera de nosotros nos parecería una locura, ellas lo pueden hacer sin mayores peligros.