Entradas

Mostrando entradas de 2011

Excursión de Avistamiento por el valle del Matarraña, Diciembre 2011

Imagen
Las acuáticas invernantes invaden el cauce. Son las más llamativas. Pero al lado de tanta Garza, Gallineta, Pato, Cormorán, Chochas, están los pajaritos 


de la campiña o del propio cauce. De ellos trata el siguiente,

 clip.

Cardelinas (Carduelis carduelis)

Imagen
Cardelinas 



Jilgueros, (Carduelis carduelis)

Qué bonitas que son las condenadas!!

Aterrizaje de una Gallineta común

Imagen
Los Rallidos, a cuya familia pertenece la Gallineta común, 


despegan como corriendo sobre las aguas, hasta que pierden pie. Neceitan una pista de despegue. El aterrizaje, es lo mismo pero en sentido inverso. 

En lugar de caer a plomo como los patos, pedalean un ratito sobre el agua.

Espino albar, refugio de pajaritos en invierno. Puertos de Beceite 2011.

Imagen
Los páramos de los Puertos de Beceite en invierno, están sometidos a ventiscas y/o a vientos fortisimos con muy bajas temperaturas. Los pajaritos sedentarios de altura, mientras no nieve, pueden picotear la semillas que quedan en las plantas agostadas del verano, o que permanecen esparcidas entre los pedregales del suelo .



Una vez que han picoteado, tomando muchos riesgos al exponerse al raso, sin protección alguna, retornan rápidamente a los espinos albares, desnudos por esta época, que les proporciona refugio contra predadores y la posibilidad de permanecer juntos, de comunicarse a poca distancia.

Evolución de un bando en vuelo, de Chovas piquirrojas. Puertos de Beceite.

Imagen
Los pájaros negros pueden identificarse por su vuelo:


Las Chovas piquirrojas (foto delacanadawx.blogspot.com)


forman bandos de muy variados de tamaños, aunque rara vez sobrepasan los 30 ejemplares. 

Son muy gritonas con su kiiiiaaajj, que rasga el cielo. Pero su modo de vuelo es muy llamativo: dentro del bando hay un cierto caos, parece que cada ave vaya a su bola, pueden volar sincrónicamente, picotear en el suelo o una rama caída, pueden venir en vuelo ascendente vertical de rebasar un acantilado, y todo ello sin abandonar el bando, que desde lejos se muestra compacto. El caos ordenado.  



Un grupo muy numeroso de pájaros de pequeño tamaño, que vuelan bastante juntos, aleteando de forma parpadeante (a destiempo), que se translada en linea bastante recta: Estorninos Pintos o Negros. Los bandos de pintos pueden ser más numerosos y hacer piruetas.


Los Cuervos suelen ser bastante individuales, aunque se pueden juntar para explotar una carroña. Vuelan en linea bastante recta y a media/gran alt…

Pareja de machos Monteses con su harén, Diciembre 2011, Puertos de Beceite

Imagen
Una pareja de machos (Capra pyrenaica) andan juntos controlando un grupo de una docena de hembras y crías esparcido, pastando por un territorio de unas 10 hectátreas. Uno de los machos es el dominante, aunque entre las cabras monteses, eso no es decir que sólo este macho va a tener privilegios sexuales. El otro, también se llevará su parte. 

Es costumbre en esta especie, que los harenes estén controlados por más de un macho, permanentemente.

Practicando el avistamiento al atardecer de un día de Otoño

Imagen
Las tardes de otoño en los Puertos de Beceite son muy silenciosas, los pájaros están pero callan. Así durante horas. No es de extrañar que en primavera exploten, cantando días enteros sin parar. Así que, callados, en el bosque es muy difícil localizarlos porque, encima, sus movimientos de motu propio, son escasos.  


Sin embargo los que frecuentan las zarzas, al estar éstas desnudas, son mucho más visibles, sobretodo si permanecieran quietos para los avistadores de aves, en su rama, cosa que, naturalmente, no hacen.


Pero Buitres, Monteses, Torcaces, Chovas y Arrendajos (la mayoría en celo) sacian nuestra sed de ver pájaros con sus alegres diseños y movimientos. 


En el Clip veremos Cabras monteses, pajaritos de zarzas y Buitres, tras una tarde de 
avistamiento, 

en los Puertos de Beceite.

El Espino albar, un buen refugio para la fauna otoñal del páramo. P. Beceite 2011

Imagen
El Espino albar (Crataegus monogyna), un buen refugio para la fauna otoñal del páramo.

Puertos de Beceite 2011.

Cabras monteses en los Puertos de Beceite, Diciembre 2011 (atardecer)

Imagen
Un grupo de hembras y crías de monteses (C. pyrenaica),

pastan entre cojines pinchosos, microbrotes que surgen entre canchales de roca madre y matorrales ralos, pero de fragante olor, a la puesta de sol, en los Puertos de Beceite. Al fondo las nieblas de estos primeros días anticiclónicos de Diciembre.

Cabras monteses en los Puertos de Beceite, Diciembre 2011

Imagen
Han caído lluvias recientemente en los Puertos de Beceite con lo que la hierba de los pastizales, está recién crecida, fresca. Clip: 

A última hora de la tarde una hembra solitaria, aunque perteneciente a un grupo mayor que campea no muy lejos de ella, se dirige hacia parajes con pasto fresco.

ID de un Pinzón común (Fringilla coelebs) de espaldas

Imagen
Qué más quisiéramos que, cuando vamos de avistamiento, los bichos nos aparecieran en primer plano y de perfil. Pero los puñeteros se empeñan en mostrarnos ángulos insólitos, que no aparecen muy descritos en las guías de ID. Como muestra un botón: en el clip, 
un Pizón común, visto de espaldas, en el que no se aprecia bien su diseño cefálico y sí su obispillo y diseño trasero de las alas plegadas.

Buitre de patrulla por los Puertos de Beceite

Imagen
Estos días de Diciembre los Buitres (Gyps fulvus) andan en celo. Pero no por ello, dejan de escrutar el territorio a la 

búsqueda de alimento.

Una mañana de campo en Noviembre de 2011

Imagen
Lavandera Cascadeña


Pinzón 



Carbonero común


Pinzón hembra




Colirrojo tizón



Trufa y Mel





Curruca capirotada hembra






El celo de la Capra pyrenaica

Imagen
El celo de las cabras montesas, Capra pyrenaica hispanica,  no es cuestión de unos pocos días. Es un proceso gradual. Empieza con la reducción otoñal de la iluminación, del número diario de horas de luz solar. Entonces se despiertan glándulas cuyos resultados son un cambio muy grande en el aspecto de los individuos, en su fertilidad,  en su tendencia a asociarse en grupos, en su agresividad y en su modo de alimentación...incluso hay cambios en los territorios que normalmente ocupan.

A primeros de Octubre, en los Puertos de Beceite, se empiezan a dar esos cambios, aunque, de forma muy gradual. Al final del mes, ya los individuos adultos han cambiado el color de su librea: manchas negras en pecho e ingles, en la parte anterior de las patas y una franja bien conspicua en en la linea dorsal, anuncian que ya están dispuestos, que ese es su pelaje de guerra.


Luego, poco a poco, se irán formando los grupos de celo, donde tendrán lugar las peleas, las cópulas, todo ello en un despliegue de fuer…

Escena de la comunidad de fauna silvestre del río Matarraña, octubre de 2011

Imagen
Otoño, los árboles de hoja caduca amarillean en el soto (que diría Félix). 

Ya son muchos días de sol y calor. De sequía. No ha caido una gota en todo el verano. Por ello, el río, aunque su recarga sea cárstica, baja con poco caudal.

Calor y aguas lentas hacen que los remansos cobren especial importancia: allí las Libélulas y otros insectos, proliferan, siendo, a su vez, pasto de los Peces (Ciprínidos). Por último  las Nutrias, se zambullen en su busca, dando buena cuenta de los que agarren. 

Las Gallinetas comunes, con los pollos ya muy grandes pero sin haber desarrollado los caracteres físicos distintivos de los adultos (pico rojo, cola blanca en v...), disponen en los cuerpos de agua remansada, debido la sequía, de mucha lenteja de agua para picotear mientras, enseñan los recursos y las reglas del juego, a las crías nacidas este verano. Otros invitados merodean por el escenario: Tarabillas, Lavanderas cinereas, Martines pescadores....

El baile de las Lavanderas blancas y las Libélulas

Imagen
La Lavandera blanca (Motacilla alba) organiza una verdadera cacería. 

Una lucha entre dos modos de volar, 

de dar requiebros, de cambiar erráticamente de situación unas, y de tratar de adelantarse al próximo movimiento las otras. 

Dos auténticas atletas jugando a un "a que no me pillas" fatal. Y así llevan todo el día durante muchos días. Es así como se juega y se aprende en la naturaleza: sin cuartel. Pura precisión.

Observando un rato, un grupo de Gallinetas comunes

Imagen
Una Gallineta común (Gallinula chloropus), adulta.

Ya la has visto. Ahora te sugiero que te sientes un rato a observar un grupo de Gallinetas Comunes en el Río Matarraña. La escena es de octubre de 2011. Al principio, obsérvalas sin más. No pienses en ninguna otra cosa. Con esta observación ya nos basta para sentirnos bien. Para entrar en contacto con la Fauna, con los sentidos y el corazón. 

Luego, si tienes más interés, observa con atención  el movimiento de los individuos dentro del grupo. Cómo evoluciona el grupo. A qué se dedican sus individuos. Qué actividades hacen. Cómo se agrupan. En qué entorno viven. Si quieres ir más allá, comprueba si puedes ver diferencias entre los individuos. Cuáles son esas diferencias. 

Sabemos que en ríos, prefieren una densa cobertura vegetal, tal y como las vemos en el clip. Sabemos que tienen el tamaño de una paloma. Cola blanca. Patas verdes y largas con dedos muy largos (como Rascones y Polluelas). Adultos con pico rojo de punta amarilla. Plumaje …

La Nutria feroz del Matarraña

Imagen
Las Nutriasson animales entrañables, pero también feroces. 

Nadan y bucean como lo hacen los niños en verano en el mar. Se lo pasan bomba pescando, en un ambiente paradisiaco. Personalmente creo que son seres, como el resto de los animales silvestres, absolutamente felices. Nada que ver con el ser humano, que se complica mucho la vida. 

Sin embargo tienen que pescar, es decir cazar y, eso implica matar a su presa y para ello, hace falta ferocidad, matar sin dudar. Y esos rasgos, de algún modo, en algún momento de su vida, quedan patentes en todos los carnívoros. 

También en nuestra Nutria feroz del Matarraña.

El disfraz del Martin Pescador común (Alcedo atthis)

Imagen
El Martin elige para descansar, lugares en los que pase desapercibido y, hasta quizás,

los lugares más bellos

ID de las Tarabillas (Saxicola torquata) Macho y Hembra

Imagen
Las aves africanas se han marchado. Las europeas aún no han venido. Se quedan unas cuantas aves sedentarias. No están en celo, ni tienen que criar a los pollos. Han terminado de enseñarles a cazar, a guarecerse, a protegerse, a cantar. Viene en camino el invierno, una época siempre dura, aunque estemos en el mediterráneo río Matarraña. 

Por tanto, estos días son un oasis de paz para las aves sedentarias. Una pareja de Tarabillas toma el sol. Se mueve en menos de media hectárea. 

El macho, como en todas las aves tiene el diseño más llamativo, mostrando zonas con gran contraste en su diseño y color. 

La hembra, aunque no tiene tanto contraste, no deja de ser también muy bonita. 

Si comparáis los clips de ambos sexos, no creo que tengáis problemas a la hora de identificarlos en el campo. 


Nutria pescando en el Río Matarraña, Octubre 2011

Imagen
La Nutria (Lutra lutra),

es un animal infatigable. Pesca a cualquier hora del día, lo que desdice en cierto modo su definición como animal nocturno. 

En el vídeo se puede ver una Nutria pescando en magnífico día del mes de Octubre de 2011.

El vuelo del águila Real (Aquila chrysaetos)

Imagen
Águila Real posada (foto de Wikipedia)

Puertos de Beceite, Septiembre 2011. Un joven de Aquila chrysaetos nacido este año, 

sobrevuela el río Matarraña.

Bando en vuelo de Estorninos negros (Sturnus unicolor), Beceite, Septiembre de 2011

Imagen
Estornino negro (foto de http://sanjuandelptoentornonatural.blogspot.com/)


Rio Matarraña en Beceite, Septiembre de 2011. De repente, un bando de unos pájaros negros de mediano-pequeño tamaño, atraviesa el cielo, volando a unos 30 metros de altura. Parecen ir a alguna parte, como si llegaran tarde. 

Alrededor de una docena de veces al día surcan el cielo procedentes de todas las direcciones y con destino a todas las direcciones. Me recuerdan al conejo blanco de Alicia.

El vuelo de la Corneja negra (Corvus corone)

Imagen
ID en el monte mediterráneo, de la Corneja negra


La Corneja negra, (foto tomada de correonatura.blogspot.com)


un córvido que lo mismo campea que escudriña el río, en unidades o parejas, en busca de alimento. Como la mayoría de los córvidos tienen una alimentación omnívora y toman de todo un poco por todas partes. El Cuervo es mucho más grande que ellas, suele ser solitario (excepto en invierno), tiene un reclamo muy fuerte y grave y, un pico, muy prominente. El cuervo en un gran bicho, de unos 60 cm tan grande como un Milano.


Las Cornejas, (ver el siguiente clip,

son ligeras, con un pico más proporcionado, y se posan en árboles; los cuervos prefieren posarse en el suelo o en roca).  En otoño forman bandos para pasar el invierno agrupadas, pero siempre en las partes bajas, en los somontanos. No suben a los Puertos.