Historias de Avistadores de Aves

jueves, 31 de marzo de 2011

Colirrojos Tizones (Phoenicurus ochruros) volando.

Desde mediados de marzo, los colirrojos tizones (foto: Eduardo Nogueras)


están en celo y muy activos, por tanto. Muchos han abandonado sus cuarteles de invierno en la Campiña Arbolada, donde los rigores del invierno son menores, tanto por temperatura como por disponibilidad de alimento, subiendo, a primeros de marzo, a los Puertos de Beceite, principalmente a los páramos. Allí, en territorios pedregosos, llevan a cabo las luchas y danzas de celo, sobre el suelo. El ritual se parece a los leks de los ungulados: cada macho apeona y salta, sobre un territorio nupcial de unos pocos metros cuadrados, en el pedregal, o dando pequeños vuelos hasta la punta de los enebros con forma de ciprés, que hay esparcidos por el páramo. Las hembras miran atentas las evoluciones de los machos, para seleccionar el que más les atrae. 

Es a esos momentos de vuelos, siempre muy cerca del suelo, a que corresponde el pase de diapositivas. 



jueves, 24 de marzo de 2011

Pareja de Chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax) en los Puertos de Beceite, marzo 2011.

A primeros de marzo de 2011, en los Puertos de Beceite y, en sus partes más altas, rasgan el silencio del cielo con sus agudos y punzantes kiiiajs. Estos cuervos de tamaño medio y pico y patas rojas, gustan de los roquedos, incluyendo de las masías abandonadas y los acantilados. También se las puede ver apeonando mientras picotean semillas de arbustos empequeñecidos por el viento, el frío y el ralo suelo, en el Páramo. Son muy gregarias hasta que deciden formar parejas, 

justamente en marzo. Están acostumbradas a vientos fuertes y helados, ventiscas, usándolos para su propia navegación. Conviven con buitres y otros animales que viven en la roca (rupícolas). Un animal notable. 

miércoles, 23 de marzo de 2011

Canto de Carbonero garrapinos en el mes de marzo de 2011, en un bosque de Pino Silvestre (Pinus sylvestris) de los Puertos de Beceite, a 1300 mts de altitud.

Un Carbonero Garrapinos (Parus ater),


canta, 

en un bosque de Pino Silvestre (Pinus sylvestris) de los Puertos de Beceite.


La Primavera en el Monte Mediterráneo
La primavera, en Marzo, se hace  más patente en las partes más bajas de los Puertos, en los bosques de pino carrasco, campiñas arboladas y ríos. Allí, las aves están muy activas y hace días que ya cantan los reclamos de celo. 


En las partes más altas de los Puertos, la actividad es mucho menor, aunque algunos pájaros han entrado ya en celo, como los Carboneros. Así que, se puede decir, que la primavera no es algo que llega, sino algo que va llegando. Dependiendo de la altitud. Desde Marzo,en el que llega a las partes más bajas, hasta Julio, cuando los altos están en plena prmavera,  hay un intervalos de 6 meses en los que se dan todas las gradaciones temporales del estado sexual de los animales silvestres, que depende de la altitud, exposición, especie etc . De la misma manera, el verano entra en las partes bajas, en mayo, va subiendo despaciosamente, desplazando a la primavera con lo que, a los Puertos, llega en Agosto. El río mantiene una primavera permanente de marzo a  septiembre aunque puede convivir con el verano simultáneamente, es decir que hay dos especies que en un mismo momento dado, pueden estar  una en celo y la otra criando. Por no olvidar aquellas que tienen varios celos en el mismo verano de tal modo que se oye su canto de celo pongamos en Abril, y Agosto.

viernes, 18 de marzo de 2011

Canto del Petirrojo en la orilla del Matarraña, Beceite

La mayoría de las aves están en celo desde primeros de marzo. Y esta entrada, sucede de un día para otro. Este año de 2011, del 4 al 5 de marzo unas pocas aves empezaron a canturrear su canto de celo. Al principio, corto, sin todas las estrofas, de poca potencia, como tímido. Pero, en unos pocos días, alcanzaron su máximo nivel y, los individuos de las especies que no habían empezado a cantar, ya lo hacían. 


En el vídeo, un Petirrojo (Erithacus rubecula, ver la foto de Los Alcornocales), 


canta a pleno pulmón unas estrofas llenas de musicalidad y delicadeza, en un carrizal del río Matarraña, a su paso por Beceite. 



En la foto, un Pinzón (Vaïk Küpfer Photographies) detectado cantando sus estrofas de celo por primera vez en este año, en los Alpes... 


...doce días después del primero que oí en los Puertos de Beceite. 

jueves, 17 de marzo de 2011

Zorzal charlo (Turdus viscivorus), junto al crecido río Matarraña, en Beceite.

La mayoría de los pajaritos pequeños, son huidizos y rápidos para esconderse entre la vegetación, con lo que muchas veces no los podremos ver. Pero sí que los podemos oír,...escuchar. Desde primeros de Marzo,  la inmensa mayoría de los pájaros están ya en celo. La potencia y sonoridad del canto de celo del Zorzal Charlo se eleva por encima de el fragor de las aguas embrabecidas del río Matarraña, 

a su paso por Beceite.

La lluvia y el Zorzal Charlo (Turdus viscivorus), en Beceite.

La mayoría de los pajaritos pequeños, son huidizos y rápidos para esconderse entre la vegetación, con lo que muchas veces no los podremos ver. Pero sí que los podemos oír,...escuchar. Desde primeros de Marzo,  la inmensa mayoría de los pájaros están ya en celo. Al Zorzal Charlo, 

tampoco le arredra la lluvia. 

Lluvia y Pinzón (Fringilla coelebs), en Beceite

La mayoría de los pajaritos pequeños, son huidizos y rápidos para esconderse entre la vegetación, con lo que muchas veces no los podremos ver. Pero sí que los podemos oír,...si escuchamos. Desde primeros de Marzo,  la inmensa mayoría de los pájaros están ya en celo. En el vídeo podemos oír el Canto de celo, recién estrenado este año, del Pinzón 

(Fringilla coelebs). 

Chaparrón y Jilguero (Carduelis carduelis) en Beceite

La mayoría de los pajaritos pequeños, son huidizos y rápidos para esconderse entre la vegetación, con lo que muchas veces no los podremos ver. Pero sí que los podemos oír,... si escuchamos. Desde primeros de Marzo,  la inmensa mayoría de los pájaros están ya en celo. Un Jilguero (Carduelis carduelis), 

se adivina en el fragor del chaparrón.

Llueve en Beceite, lo que no arredra al Mito (Aeghitalos caudatus)

La mayoría de los pajaritos pequeños, son huidizos y rápidos para esconderse entre la vegetación, con lo que muchas veces no los podremos ver. Pero sí que los podemos oír,...escuchar. Desde primeros de Marzo,  la inmensa mayoría de los pájaros están ya en celo. Un Mito canta,

 aunque sólo la mitad del su repertorio, algo frecuente. 

Día gris, viento frío en la Campiña, todos quietos y callados...todos?

Campiña arbolada y Bosques del somontano de los Puertos de Beceite. Día 16/03/2011.   Llueve día y noche desde hace unos cuantos días. Unos 7 grados centígrados. Deja de llover y se levanta un viento muy fresco. Un Pinzón Común (Fringilla coelebs) reclama, poquito, con sus "pink", pero nadie tiene ganas de nada. Todos los pájaros callan. Todos?

...no, un valiente Herrerillo Capuchino (Parus cristatus)  reclama en mitad del "desierto helado".

domingo, 6 de marzo de 2011

El primer canto de celo del Pinzón, en los Puertos de Beceite, 5 de Marzo 2011

Los Pinzones han empezado, a emitir cantos de celo, de muy corta duración, tímidamente. Los Mirlos también se hacen notar más que durante todo el invierno. 

La primavera está llegando a pasos agigantados a la fauna del Monte Mediterráneo, a pesar de ser 5 de Marzo. 

Pinzón, en el Monte Mediterráneo de los Puertos de Beceite

Un Pinzón, en mi oreja,  en el Monte Mediterráneo de los Puertos de Beceite.  

Al fondo, Abejorro y Mirlo. 

Trufa, en pleno birding

Trufa oye los reclamos de Mirlos, Pinzones, Carboneros y Palomas Torcaces, en el Bosque Mediterráneo de los Puertos de Beceite, a primeros de Marzo de 2011. 

No es fácil verlos en un bosque tan denso, por eso Trufa aguza el oído. 

viernes, 4 de marzo de 2011

Panorámica de Beceite, nevado

Beceite, nevado, incrustado entre montañas boscosas,

y ríos de caudal abundante y permanente, raros para nacer en un clima mediterráneo. Y sus heróicos Pinzones y Carboneros, reclamando incluso en los días que más apetece hacerse una bola y dejar que pase. 

La campiña de almendros en flor, nevada, con su Pinzón.

Nevando en la campiña de almendros en flor, al fondo los bosques frondosos,





en la campiña se oye al Pinzón, reclamando. 



La nevada del 4 de Marzo en Beceite

La nevada, desde dentro de Beceite.




Una nevada rara, no por lo tardío, sino por que ha sido la única de la temporada.