Historias de Avistadores de Aves

sábado, 27 de agosto de 2011

El vuelo de la Corneja negra (Corvus corone)

ID en el monte mediterráneo, de la Corneja negra


La Corneja negra, (foto tomada de correonatura.blogspot.com)


un córvido que lo mismo campea que escudriña el río, en unidades o parejas, en busca de alimento. Como la mayoría de los córvidos tienen una alimentación omnívora y toman de todo un poco por todas partes. El Cuervo es mucho más grande que ellas, suele ser solitario (excepto en invierno), tiene un reclamo muy fuerte y grave y, un pico, muy prominente. El cuervo en un gran bicho, de unos 60 cm tan grande como un Milano.


Las Cornejas, (ver el siguiente clip,

son ligeras, con un pico más proporcionado, y se posan en árboles; los cuervos prefieren posarse en el suelo o en roca).  En otoño forman bandos para pasar el invierno agrupadas, pero siempre en las partes bajas, en los somontanos. No suben a los Puertos.  

Otro patrullero del río: La Garza real (Ardea cinerea)

La Garza real,  (foto tomada del portal finlandés luonportii.com) 

un depredador de peces y otros seres acuáticos,  como la Nutria, los Cormorán, el Martín pescador y otros. Algunos ejemplares son sedentarios y residen todo el año en el Matarraña. Pero en invierno, los días de más frío, se forman colonias sobre grandes piedras y pinos, cerca de la orilla del río. 


Las Garzas patrullan continuamente el curso del río, 



deteniéndose sobre algún bolo, sobre la misma corriente o sobre algún árbol de la orilla, para acechar sus presas y, desde allí, lanzar un ataque fulminante con su preciso pico. 



Los Patrulleros del cauce: Ánades Azulones

ID de las aves del cauce de un río Mediterráneo


Muchas aves, normalmente de pequeño tamaño, se relacionan con el cauce de modo transversal: lo cruzan de orilla a orilla, o bien, se quedan a mitad de camino, cazan algún insecto volador y,  retornan al punto de origen. Los Mosquiteros, Zarceros, Carriceros y Carricerines llevan más o menos esta marcha. 


Pero hay hay otras aves, más grandes que las anteriores aunque no siempre, que recorren linealmente el curso del cauce, a más velocidad cuanto más bajo vuelan. Los Andarríos, Chocha perdiz, Agachadiza común, Chorlitejos, Martín pescador, Ánades azulones, Cormoranes grandes, Garzas reales, Gallineta de agua, y otros, siempre vuelan teniendo como referencia cercana el curso del río.   


El Ánade azulón hembra (foto tomada de mundofoto.com


y el macho  (foto tomada de doslourdes.net)


son bastante diferentes. 


En el siguiente clip, podemos ver un bando de hembras y jóvenes del año que huyen,

 mostrando el espejuelo azul oscuro bordeado de blanco.



jueves, 25 de agosto de 2011

Tarabilla común, joven nacido este verano, Matarraña Agosto 2011

ID de una Tarabilla (Saxicola torquatus)

Dame una zona abierta, desarbolada con matorral, donde sobresalga un tallo largo y estrecho y, da igual que se se encuentre a 500 metros snm o a 1500 metros, yo te daré una Tarabilla...se podría decir...
En época de celo, hacia Mayo, es fácil que oigas al macho sus repetitivos uit.uit.chack.chack, reclamo que mantiene en la posterior cría, durante los meses de Junio, Julio y Agosto. 
Los adultos son fácilmente distinguibles (ver foto de más arriba), pero a los jóvenes del año, al tener  el diseño muy difuminado,

la cosa se hace más difícil.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Aterrizaje del Andarríos Grande (Tringa ochropus)

ID del Andarríos Grande en campo: 


En el río Matarraña manda el Andarríos chico (Actitis hypoleucos), entre otras cosas porque vive todo el año (sedentario). Los Andarríos chicos picotean por las orillas o subidos sobre un bolo. A veces se les ve volando bajo, a toda velocidad, siguiendo el cauce del río. Son como unas pelotitas de color blanco, impulsadas por una alitas obscuras.   Van por libre o en grupitos muy pequeños, rara vez en bandos más grandes. Al Martín pescador también le gusta seguir a gran velocidad el cauce, y, posiblemente, sea el único que  supere en velocidad Andarríos chico, amén de sus colores metálicos y brillantes. 


El Andarríos Grande (Tringa ochropus),
Posado,


en vuelo, (foto tomada del blog avesencanarias)




es estival, escaso y, como su nombre indica, notablemente más grande que el chico. Su volar más pesado y su aterrizaje más aparatoso, como  

Sus alas y cuerpo en general, son muy oscuros, excepto el obispillo blanco, con unas rallas de color negro. En el aterrizaje del clip, tomado en el río Matarraña con casi 40 grados de temperatura en Agosto de 2011, se pueden observar estos detalles. 

domingo, 21 de agosto de 2011

Nutria cazando

Nutria (Lutra lutra), 


cazando en el Río Matarraña, en Agosto de 2011, con 37 grados; además de cazar ,

se refresca!!


Nota: clip dedicado a mi amigo Kiku, que niega con rotundidad y pasión el que las Nutrias existan, jurando y perjurando, no sin cierta esperanza vana, que morirá sin ver ninguna!!


martes, 16 de agosto de 2011

El sueño de la Corneja negra

Corvus corone, (foto de correonatura.blogspot.com) 

no se ve acechada como la Paloma Torcaz, por los cazadores. Digamos que puede tomarse la vida con un poco más de tranquilidad.


ID en campo de Corvus corone
Es completamente negra, de unos 45 cm, más pequeña por tanto que el Cuervo (60 cm), pico menos robusto y las rectrices (cola) acaban en un pñano recto, no como el cuervo que acaban en una especie de lanza, como los Quebrantahuesos. Las Cornejas suelen ir por parejas durante todo el año y prefieren las tierras bajas del valle. Es difícil verlas en los Puertos, que se los ceden a los Cuervos y Chovas. Sin embargo, los bosques bajos, los comparten con el Arrendajo, que a diferencia de las cornejas, no sale del corazón de sus bosques a las tierras despejadas.  


Cuando aprieta el calor en estos días de mediados de agosto, se puede permitir el lujo de buscar una rama en un pino, en el bosque (en cuyo interior hay 2-3 grados menos que al sol),
y dejar que pase la canícula. En el siguiente pase de diapositivas, se puede entrever una Corneja situada a mitad del tronco de un pino carrasco, situado éste a su vez, en un claro del bosque. 



Como me encontraba en el río, la distancia a la Corneja era muy grande, unos 500 metros, pero a pesar de la distancia, le hice las fotos con mi zoom de 300 mm. Estuvo en esa posición durante cerca de dos horas. Creo que nunca había visto tanto t, en el mismo sitio, parado, a un pájaro. 

El vuelo de la Torcaz (Columba palumbus)

La Paloma torcaz  (siguiente foto de Internet Bird Collection, macho adulto)


Columba palumbus, es sedentaria en los Puertos de Beceite, aunque recibe aportes de población europea durante el invierno. 


ID en campo de la Torcaz
En estos días de mediados de Agosto se les ve con mayor actividad, posiblemente porque oyen muchos tiros en el campo (media veda) y, con razón, se asustan. Su vuelo es muy rápido, con constantes idas y venidas y, de largo recorrido, para lo que normalmente es. 
Vuelan sin parar del soto al cercano bosque de pino carrasco, vuelven al origen para tornar 
al soto.



Es un vuelo batido potentísimo. Cuando llega a un bosque o un soto, aprovechan la masa forestal para navegar a toda velocidad entre los árboles, sorteándolos como si de un Azor se tratase. Se detienen poco rato a picotear y vuelven a reemprender la marcha. 


Cuando vuelan en zonas despejadas, entre arboledas, lo hacen a toda velocidad, a media distancia del suelo. A veces te pasan por encima, cerca de tu cabeza, proviniendo de tu espalda, a toda mecha. 


Además de a los cazadores humanos, tiene que sortear al Aguililla calzada, al Águila Real, al Azor, al Alcotán, al Halcón peregrino y otros cazadores temibles silvestres. No se pueden fiar ni confiar un sólo momento. Una presa de unos 450 gramos, que se alimenta de brotes tiernos, frutos y semillas, es muy apreciada para los grandes depredadores, que les soluciona el día a ellos y a su prole.    


En estos días de mediados de Agosto, se les ve formando parte de pequeños bandos de unos cinco ejemplares de media. Como se puede observar en el anterior pase de diapositivas, varios de los individuos fotografiados no portan la mancha blanca en el cuello, lo que que quiere decir que son jóvenes nacidos este verano. Los pequeños bandos se forman para el aprendizaje: los jóvenes acompañan a los padres o a familiares cercanos para ser enseñados en el arte de la orientación, la defensa, la localización de recursos alimentarios y la vocalización, entre otros. 




domingo, 14 de agosto de 2011

Curruca zarcera en los Páramos del los Puertos de Beceite, Agosto 2011

Los páramos, con sus suelos esqueléticos, su vegetación rala y pinchosa y los terribles vientos y ventiscas que los azotan, parecerían ser los menos competentes para albergar vida, en comparación con los frondosos bosques que los rodean. Sin embargo aparecen pequeñas islas de vida, manchas de enebros o de pinos o de matorral más bajo, que sirven de albergue a un buen número de especies.

La Curruca zarcera (Sylvia communis)

 es uno de los habitantes de esta clase de oasis que se forman en los páramos. En el pase de diapositivas de más abajo podemos a una Curruca zarcera en una mancha de enebros.


Durante cerca de 15 minutos se estuvo atusando el plumaje de manera concienzuda. 

sábado, 13 de agosto de 2011

El vuelo del Aguililla calzada (Aquila pennata) en los Puertos de Beceite

Aquila pennata,


es un águila ligera si la comparas con una Real, pero tiene unas facultades vuelo


portentosas. Puede arrancar desde el suelo y, avanzar en el espacio, trazando círculos cada vez a mayor altura, desplazándose ligeramente en cada uno de ellos; puede llegar a gran altura, codeándose con los Buitres patrulleros cuando éstos no son más que un punto en el cielo, mientras bate con la mirada una cantidad inmensa de territorio. Una vez localizada la presa, se deja caer a plomo, cabeza abajo, para rectificar la posición, cabeza arriba con la garras por delante, poco antes de acuchillar el objetivo.


Las he localizado en toda clase de terrenos, sobre pueblos, (el águila del pase de diapositivas de más abajo, la divisé sobre el mismo Beceite)


en la campiña y río y, en bosques montanos cerca de barrancos, donde haya aberturas en la vegetación para otear sin obstáculos.

martes, 9 de agosto de 2011

El vuelo del cazador

Páramo de los Puertos de Beceite, una tarde fría de agosto de 2011. 1.350 metros de altitud. Las nubes bajas, arañan la superficie, viajando deprisa debido al efecto Phöen. 



Un Cernícalo, Falco tinnunculus, (vista posado: allforhunt.com)
  


(Cernícalo, vista en vuelo: monacoeye.com)


repasa con meticulosisdad la superficie del páramo, con su vuelo depredador, en busca de ratoncillos, pollos de avecillas, insectos...se eleva no muy alto, localiza la presa, se mantiene cara al viento, busca la ventaja y, de repente, se propulsa hacia el suelo, con las garras por delante.



Allí cobra su presa, picotea, lucha, acuchilla y, si tiene éxito, se la lleva a la copa del pino donde tiene su cubil.