Historias de Avistadores de Aves

martes, 20 de diciembre de 2011

Excursión de Avistamiento por el valle del Matarraña, Diciembre 2011

Las acuáticas invernantes invaden el cauce. Son las más llamativas. Pero al lado de tanta Garza, Gallineta, Pato, Cormorán, Chochas, están los pajaritos 


de la campiña o del propio cauce. De ellos trata el siguiente,

 clip. 

Cardelinas (Carduelis carduelis)



Cardelinas 



Jilgueros, (Carduelis carduelis)

Qué bonitas que son las condenadas!! 

Aterrizaje de una Gallineta común

Los Rallidos, a cuya familia pertenece la Gallineta común, 


despegan como corriendo sobre las aguas, hasta que pierden pie. Neceitan una pista de despegue. El aterrizaje, es lo mismo pero en sentido inverso. 

En lugar de caer a plomo como los patos, pedalean un ratito sobre el agua. 

martes, 13 de diciembre de 2011

Espino albar, refugio de pajaritos en invierno. Puertos de Beceite 2011.

Los páramos de los Puertos de Beceite en invierno, están sometidos a ventiscas y/o a vientos fortisimos con muy bajas temperaturas. Los pajaritos sedentarios de altura, mientras no nieve, pueden picotear la semillas que quedan en las plantas agostadas del verano, o que permanecen esparcidas entre los pedregales del suelo .



Una vez que han picoteado, tomando muchos riesgos al exponerse al raso, sin protección alguna, retornan rápidamente a los espinos albares, desnudos por esta época, que les proporciona refugio contra predadores y la posibilidad de permanecer juntos, de comunicarse a poca distancia.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Evolución de un bando en vuelo, de Chovas piquirrojas. Puertos de Beceite.

Los pájaros negros pueden identificarse por su vuelo:


Las Chovas piquirrojas (foto de lacanadawx.blogspot.com)   


forman bandos de muy variados de tamaños, aunque rara vez sobrepasan los 30 ejemplares. 

Son muy gritonas con su kiiiiaaajj, que rasga el cielo. Pero su modo de vuelo es muy llamativo: dentro del bando hay un cierto caos, parece que cada ave vaya a su bola, pueden volar sincrónicamente, picotear en el suelo o una rama caída, pueden venir en vuelo ascendente vertical de rebasar un acantilado, y todo ello sin abandonar el bando, que desde lejos se muestra compacto. El caos ordenado.  



Un grupo muy numeroso de pájaros de pequeño tamaño, que vuelan bastante juntos, aleteando de forma parpadeante (a destiempo), que se translada en linea bastante recta: Estorninos Pintos o Negros. Los bandos de pintos pueden ser más numerosos y hacer piruetas.


Los Cuervos suelen ser bastante individuales, aunque se pueden juntar para explotar una carroña. Vuelan en linea bastante recta y a media/gran altura. Su groock! grave y tamaño grande, termina por sacarnos de dudas si las teníamos.


Las Cornejas negras, suelen volar en parejas o en pequeños bandos, rara vez aisladas, o el compañero no andará muy lejosVuelan a una altura media/baja, cerca de las copas de los árboles, donde descansan de vez en cuando. 


Los Mirlos, suelen ser solitarios y salir en vuelo del suelo para ganar altura hasta la copa de un arbolillo o matorral. Su chunk chunk, termina por ID. 

jueves, 8 de diciembre de 2011

Pareja de machos Monteses con su harén, Diciembre 2011, Puertos de Beceite

Una pareja de machos (Capra pyrenaica) andan juntos controlando un grupo de una docena de hembras y crías esparcido, pastando por un territorio de unas 10 hectátreas. Uno de los machos es el dominante, aunque entre las cabras monteses, eso no es decir que sólo este macho va a tener privilegios sexuales. El otro, también se llevará su parte. 

Es costumbre en esta especie, que los harenes estén controlados por más de un macho, permanentemente.

Practicando el avistamiento al atardecer de un día de Otoño

Las tardes de otoño en los Puertos de Beceite son muy silenciosas, los pájaros están pero callan. Así durante horas. No es de extrañar que en primavera exploten, cantando días enteros sin parar. Así que, callados, en el bosque es muy difícil localizarlos porque, encima, sus movimientos de motu propio, son escasos.  


Sin embargo los que frecuentan las zarzas, al estar éstas desnudas, son mucho más visibles, sobretodo si permanecieran quietos para los avistadores de aves, en su rama, cosa que, naturalmente, no hacen.


Pero Buitres, Monteses, Torcaces, Chovas y Arrendajos (la mayoría en celo) sacian nuestra sed de ver pájaros con sus alegres diseños y movimientos. 


En el Clip veremos Cabras monteses, pajaritos de zarzas y Buitres, tras una tarde de 
avistamiento, 

en los Puertos de Beceite. 

lunes, 5 de diciembre de 2011

El Espino albar, un buen refugio para la fauna otoñal del páramo. P. Beceite 2011

El Espino albar (Crataegus monogyna), un buen refugio para la fauna otoñal del páramo.

Puertos de Beceite 2011. 

Cabras monteses en los Puertos de Beceite, Diciembre 2011 (atardecer)

Un grupo de hembras y crías de monteses (C. pyrenaica),

pastan entre cojines pinchosos, microbrotes que surgen entre canchales de roca madre y matorrales ralos, pero de fragante olor, a la puesta de sol, en los Puertos de Beceite. Al fondo las nieblas de estos primeros días anticiclónicos de Diciembre.   

Cabras monteses en los Puertos de Beceite, Diciembre 2011

Han caído lluvias recientemente en los Puertos de Beceite con lo que la hierba de los pastizales, está recién crecida, fresca. Clip: 

A última hora de la tarde una hembra solitaria, aunque perteneciente a un grupo mayor que campea no muy lejos de ella, se dirige hacia parajes con pasto fresco. 

sábado, 3 de diciembre de 2011

ID de un Pinzón común (Fringilla coelebs) de espaldas

Qué más quisiéramos que, cuando vamos de avistamiento, los bichos nos aparecieran en primer plano y de perfil. Pero los puñeteros se empeñan en mostrarnos ángulos insólitos, que no aparecen muy descritos en las guías de ID. Como muestra un botón: en el clip, 
un Pizón común, visto de espaldas, en el que no se aprecia bien su diseño cefálico y sí su obispillo y diseño trasero de las alas plegadas.  

Buitre de patrulla por los Puertos de Beceite

Estos días de Diciembre los Buitres (Gyps fulvus) andan en celo. Pero no por ello, dejan de escrutar el territorio a la 

búsqueda de alimento.