Historias de Avistadores de Aves

jueves, 21 de febrero de 2013

La vega del Matarraña en febrero de 2013

Campiña arbolada, campiña herbácea, bosques térmicos de pino de alepo y carrascas en un mosaico sin fin, en el piedemonte de los Puertos de Beceite. Como macrohábitat para la fauna silvestre es inmejorable porque los refugios los tienen al lado de los comederos. Hay una buena cantidad de charcas y atravesándolo todo, el padre Matarraña, que todo lo provee.









sábado, 9 de febrero de 2013

Ventarrón

Días de ventarrón. Las aves se prueban mucho de revolotear, ..a no ser que seas un Buitre, que parecen ignorar lo que nadie soporta y suben y suben, entre medio de la negrísima tormenta. Incluso las Reales y Perdiceras, que están en celo, se ven poco. Los bandos de Zorzales de varias especies, que se concentran en los prados de montaña para picotear, vuelan de vez en cuando al pinar más próximo por lo de la seguridad, pero nada de exhibiciones ni de poner mucha tierra por medio. Nos refugiamos lo más cerca posible, vemos si hay moros en la costa y, echando virutas, volvemos para seguir picoteando. Qué más se puede hacer en un día como el de hoy?. Incluso las cabras descansan...









miércoles, 6 de febrero de 2013

Entre los juncos

El Mosquitero común, ahí está, en su sitio, todo el invierno. Conforme las varas de los juncos pierden la clorofila, el color verde del pajarillo lo protege menos, incluso ahora, con el color pajizo del juncal se resalta la posición del pequeño Mosquitero.







martes, 5 de febrero de 2013

El ojoesmeralda

Otea siempre desde la misma rama del mismo árbol. Observa a su presa y fija el plan de caza cuidadosamente, calculando el lugar, la trayectoria, el 
momento del impacto. Y, de repente, lo materializa. Sin más cuentos, a por ello. Y vuelve a la misma rama. A secarse. Ritualmente. También le gusta darse cortos vuelos para examinar los alrededores, girando a su base al cabo de poco rato. Y descansar, tomarse largos descansos, mientras se solea. Ésta es, básicamente, la parte pública de su historia natural básica. Lo que ya no es tan conocido es que el Cormorán acomete viajes en solitario a través de toda clase de terrenos inhóspitos y en las más adversas condiciones climáticas. Una vez, este Diciembre, lo ví volar en mitad de una tormenta, por encima de las cúspides de los Puertos de Beceite, es decir lejos de cualquier cauce donde pudiera cazar. Uno solitario. Y llevaba un rumbo fijo, no se había perdido, no dudaba, iba derecho a algún sitio. Ayer, vi otro Cormorán solitario, volando a piñón fijo por encima de las estepas de Teruel y Zaragoza, también lejos de cualquier cauce donde aprovisionarse. El ojoesmeralda.







lunes, 4 de febrero de 2013

El observador observado

De observación por el río matarraña. En la otra orilla, un Petirrojo me está mirando. No de reojo, ni disimuladamente. Abiertamente. Con descaro. Se sabe a salvo, ¿qué podría hacerle un torpe humano al otro lado del río y él que está en posesión del vuelo fulgurante? ...y decide pararse un rato a observarme, a mi. No pierde ripio, me mira y remira. Soy yo el que, al final, decido partir. Se habrá quedado con mis fotos como yo me he quedado con las suyas? Seguro que sí.








Mas detalles: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.3703283840595.113528.1830466746&type=1

domingo, 3 de febrero de 2013

Andarríos grande (Tringa ochropus)

Es un inquieto, en todos los sentidos. Tiene un movimiento pendular continuo, baja la cabeza sube el culo, esté parado o andando. Tipo Lavandera cascadeña. Un no parar. Además, este ejemplar al menos (otros que he visto, no) van recorriendo tranquilamente, pero sin parar, la orilla picoteando aquí y alla. Incluso se introduce, por poco tiempo eso sí, entre la vegetación ribereña. Puede ir en un sentido una cincuentena de metros y volver en sentido contrario, repasando. Alguna vez decide largarse del lugar y da un cortito vuelo, que aprovecho para ver su cola blanca con un dibujo negro característico, al aterrizar. Un hecho curioso que no creo que pase de la mera anécdota es que muy a menudo lleva compañía; pajaritos del río como Cetias ruiseñores, Lavanderas...evolucionan a su alrededor o cerca de él, sin aparentemente otra causa que buscar su cercanía.









Más detalles: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.3697238689470.113471.1830466746&type=1