Historias de Avistadores de Aves

martes, 6 de agosto de 2013

Safari al bosque alto. 04 08 2013

Páramo 7h 30'
Recorren en vuelo bajo, la totalidad del páramo una gran cantidad de Aviones roqueros, Ptyonoprogne rupestris, Vencejos reales, Tachymarptis melba y Vencejos comunes, Apus apus. Veo una pareja de Cernícalo común, Falco tinnunculus. Seguramente su presencia allí se debe a la lluvia de los dos días anteriores que generaron nubes de mosquitos en el páramo. Cuando volvía a pasar por el mismo sitio a la uno de medio día había desaparecido todos. 

Bosque alto de pino silvestre 8 h 30'
En el bosque se esta muy fresco, el ambiente exterior no es muy tórrido (23 grados) pero dentro del bosque se siente una agradable frescura, sobre todo si sopla la brisa. A pesar de todo el calor hace que la actividad en el bosque, reclamos, o cantos, o movimientos sea escasa. Lo mejor es encontrar un sitio agradable dentro del bosque, sentarse en silencio y contemplar. Así se puede ver que la inactividad se rompe de vez en cuando, un ave decide cantar y poco a poco le van siguiendo todas las demás,  y a continuación se produce el fenómeno inverso porque se van callando todas hasta que se produce el silencio total. Así sentados en la hierba en silencio atentos en las ramas se puede observar como se desplazan los diminutos pajaritos dentro de las ramas del mismo árbol, o de uno a otro. Aveces son aves individuales, o parejas y aveces los que se desplazan ágilmente y silenciosamente son las nuevas familias de los padres con sus pollos. 
Arrendajo, Garrulus glandarius, Paloma torcaz, Columba palumbus, bando de Herrerillo  capuchino, Lophophanes cristatus, Totovía, Lullula arborea y Petirrojo, Erithacus rubecula.

Páramo  12h 30
Veo que han desaparecido los Vencejos y veo que hay Collaba gris, Oenanthe oenanthe en la misma zona desde abril, una pareja de  Alondra totovías, Lullula arborea y una pareja de Tarabilla común, Saxicola torquatus
Muy pocos Buitres, Gyps fulvus en todo el recorrido.

Compruebese la diferencia entre la musicalidad del bosque a las 8h de la mañana y el reclamo potentísimo y monótono de las chicharras  que inunda todo el paisaje es comparable al canto nocturno de los anfibios en los llanos de Venezuela mucho mas variados que el reclamo monocorde de la chicharra pero que igualmente inundaba todo el ambiente a la una del mediodía. 

video

video