Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

14 de marzo de 2014

Es un día frío, 6 grados, con brisa continua y húmeda, a 1000 m.
Es una época estupenda para ver el celo de las aves sedentarias. De hecho ahora mismo estoy oyendo a diversos fringílidos como el Verderón (Chloris chloris), Verdecillo serín (Serinus serinus),  Pinzón vulgar (Fringilla coelebs),  Carbonero común (Parus major) y Carbonero garrapinos (Parus ater).
He ido a ver las zonas de celo en grupo del Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros). No había más que un macho adulto recorriéndolos, saltando, acuclillándose, meneando la cola de arriba - abajo, es decir teniendo un comportamiento de celo sin receptor. 

A las 11h 21', en el ápice de un enebro globoso de un metro y medio de altura, un macho de Pardillo común (Carduelis cannabina) precioso, con la cabeza roja carmín, el pecho rosa fuerte y las partes traseras marrones. A la hembra no se le ve.

El macho del Pardillo ha dado un corto vuelo hasta el rafe de un acantilado en el interior del páramo. En esa misma roca, he fotografiado P…

07 de marzo 2014

En el valle las especies de aves canoras residentes empiezan progresivamente estos días a entrar en celo. 

En el pantano cuatro Cormoranes (Phalacrocorax carbo) y Aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris) en los túneles.

El páramo está reseco, abrazado, es un día espléndido con unos 10 grados. Desde las primeras horas de la mañana ningún ave se ha movido ni se la a oído. 

Hacía a las 12 h' arranca de mis pies una pareja de Alondras totovias (Lullula arborea). 

A las 13 h' 10'' en los alrededores de una masada una Alondra Totovía cantando, pero con muy baja potencia y duración.

A las 13 h' 40'' en el suelo de la masada picoteando un joven de Bisbita pratense (Anthus pratensis). De un salto se sube a una traviesa de la empalizada y se queda allí un buen rato lo que me permite observarla: es un ave de mediano tamaño, corpulenta, partes superiores oscuras, cola larga y un movimiento inquieto y permanente de la cabeza, aunque el apena se mueve, solo, de vez en cuando…